Fase Tierra. Medicina Tradicional China

Elemento Tierra

Cuando el verano está terminando y vamos camino del otoño, se produce un tiempo que parece pararse, que tiene peso. Este es el poder de la Tierra. Libre por un momento del ciclo de nacimiento, crecimiento, declinación y muerte, encontramos un tiempo de paz y plenitud. La época de la madurez, en la que se recogen los frutos que han madurado con el calor del verano.

Cuando se muestra el círculo de los elementos, la Tierra se suele situar en el centro, queriendo decir que es el centro de gravedad, el punto de cohesión con los otros elementos.

La Tierra está representada por el color amarillo o a veces dorado, su clima es la Humedad. En el cuerpo, la tierra se abre a la boca. Cuando está en desarmonía se tiende a la preocupación y a los pensamientos obsesivos. En armonía se es una persona comprensiva, que inspira confianza y sabe cuidar de los demás como una madre. Su aspecto espiritual es la Mente del Intelecto (Yi).

        Su sonido curativo es HUUUUUU, pronunciando la "H" como una "J" suave.


Bazo

El BAZO (pi) es su órgano Yin. La medicina china no contempla el Páncreas como un órgano independiente. Es decir que, cuando se habla de Bazo se está refiriendo al conjunto Bazo-Páncreas.

El Bazo"Gobierna la transformación y el transporte". Para los chinos es el principal órgano de la digestión, pues extrae las esencias nutrientes puras de la comida y bebida ingeridas, y las transforma en Qi y sangre, por lo que en Lecturas Básicas de Medicina (1637) se le denomina "la base de la existencia postnatal", y en la misma sentencia los Riñones se denominan "la base de la existencia prenatal". El Bazo transporta la "Esencia Nutritiva" del Qi y la sangre por todo el cuerpo, formando y reformando los tejidos del cuerpo.

El Qi del Bazo debe subir hacia los pulmones, para mezclarse con el Qi del aire, formando el denominado "Qi de Fuego". La facultad del Bazo de elevar el Qi sostiene las vísceras y los músculos en su lugar, evitando el prolapso.

"El Bazo gobierna la sangre". No sólo contribuye a crear sangre, sino que también la regula, manteniéndola dentro de las arterias y las venas. Y ajusta la viscosidad de la sangre controlando el Agua que necesita en cada momento.

"El Bazo regula los músculos, la carne y las cuatro extremidades". La dispersión de los fluidos afecta al peso, a la forma y al tono de los tejidos y a la lubricación de las articulaciones y las membranas mucosas.

Cuando el Bazo vuelve más espesos de lo conveniente a los líquidos y los tejidos, produce estancamiento, volviendo el cuerpo más pesado y la persona se siente con poca agilidad.

"El Bazo se abre en la boca". La boca y los labios están relacionados con el Bazo. Cuando este está en armonía, la boca podrá distinguir los cinco sabores, y los labios estarán rojos y húmedos. Si el Bazo está débil, la boca no distinguirá bien los sabores y los labios aparecerán pálidos y secos.


H. Beinfield y E. Korngold en su libro ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA, dicen: Cuando el Bazo está abrumado por el consumo excesivo, ya sea de comida o de información, no puede transformar ni transportar lo que recibe, y produce congestión en vez de proporcionar nutrición. La congestión se experimenta como distensión, plenitud y apatía, acompañadas de pensamiento preocupado, obsesivo y empantanado. El movimiento de la mente y del cuerpo es lúgubre e improductivo. Cuando el Bazo está exhausto, la mente está desorientada, se distrae con facilidad con pensamientos dispersos, superficiales y esquivos. El cuerpo se siente cansado, le falta energía y fuerza.

El Bazo "supervisa" la Sangre manteniéndola dentro de los vasos. Normalmente a través de su función de digestión y asimilación, el Bazo suministra la nutrición para mantener el tono y la elasticidad de las paredes de los vasos sanguíneos. Si el Bazo no puede realizar su papel, las paredes de los vasos sanguíneos se vuelven frágiles e incluso pueden aplastarse, lo que origina la aparición de hematomas, varices, sangrado crónico y hemorragia.

Como el Bazo es la fuente de los jugos del cuerpo que circulan en el medio de la Sangre, linfa y saliva, es vulnerable a los procesos de Humedad. El excedente de líquidos se vierte en los tejidos. Cuando un tejido está saturado, el líquido es desviado a las articulaciones, senos, abdomen, pulmones y el espacio entre la piel y el músculo. Este exceso se experimenta como carne blanda y esponjosa, inflamación del vientre, articulaciones y nódulos linfáticos, edemas bajo la piel, inflamación dolorosa de los pechos o los órganos reproductores y secreciones abundantes o pegajosas de la nariz, garganta, boca y otras membranas mucosas. La textura de las secreciones está determinada por la interacción de la Humedad con el Calor o el Frio. Las secreciones claras y fluidas son producto del Frío que afecta al Bazo; las secreciones espesas y pegajosas ocurren cuando el Calor se combina con la Humedad.

La flema es líquido congelado que se origina con la Humedad acumulada y obstruye el libre fluir del Qi y de la Sangre, produciendo estancamiento. La flema en el tracto respiratorio se asocia con la tos, jadeo y expectoración. La flema que afecta a las articulaciones, músculos y nervios se siente pero no se ve; esta "flema invisible" crea dolor artrítico y reumático, vértigo, convulsiones e incluso parálisis.(...)

El Corazón depende de la Sangre formada por el Bazo, cuya falta conduce a síntomas como palpitaciones e insomnio. De forma similar, sin la Sangre adecuada para almacenar, el Hígado se vuelve inestable, incapaz de regular adecuadamente el Qi. Esto, a su vez, causa la alteración de las funciones digestivas del Bazo. Para el Pulmón, cuando la Esencia húmeda generada por el Bazo es insuficiente, su delicado recubrimiento, además del de la nariz y del Intestino Grueso, se vuelve seco y frágil. Esto impide la asimilación de la Esencia (del Aire y de los Alimentos), lo que conduce a una pérdida de vitalidad y a un debilitamiento de las defensas del cuerpo. (pp 128 - 130)


Meridiano bazoComienzo del meridiano del bazo

El Meridiano del Bazo se origina en el borde interior del dedo gordo del pie. Circula por el interior del pie girando frente al hueso interno del tobillo. Sube por la parte interior de la pierna por detrás del hueso, cruza la rodilla y asciende por la parte anterior del muslo desde el borde interior de la rótula. Desde la ingle penetra en la cavidad abdominal, donde se encuentra con el Vaso Concepción, y después de salir ligeramente a la superficie, vuelve a internarse para penetrar en el Bazo y el Estómago. El canal principal sube a través del diafragma por el pecho y se cruza con el canal pulmonar en P1, donde de nuevo penetra internamente siguiendo por la garganta hasta la raíz de la lengua. Un ramal interior transporta el Qi desde la zona del Estómago al Corazón, donde conecta con el Meridiano del Corazón.


Estómago

El ESTOMAGO (wei) es su órgano Yang. Es "el mar del alimento y del líquido", responsable de recibir y "madurar" los alimentos y los líquidos que ingerimos. Procesa los alimentos humedeciéndolos y descomponiéndolos. En contraste con el Bazo, el Estómago necesita líquidos para realizar su trabajo. Al ser Yang su naturaleza es más caliente y seca, el Estómago necesita cierta temperatura para realizar bien su trabajo. Al terminar, la parte "pura" es enviada al Bazo, que la transforma en materia prima para el Qi y la Sangre. Las partes "turbias" se dirigen al Intestino Delgado para seguir siendo digeridas. El Estómago, al contrario que el Bazo, regula el descenso, es decir, hace que las cosas se muevan hacia abajo. Si las funciones de recibir y descender del Estómago están dañadas, se pueden dar síntomas tales como nauseas, dolores de estómago, dilatación, eructos, hipo, regurgitación, nauseas, vómitos e inflamación de las encías.

Meridiano del estómago Final del meridiano del estómago

El Meridiano del Estómago comienza internamente próximo a donde acaba el Meridiano del Intestino Grueso, cerca de la nariz. Sube hasta el extremo interno del ojo, encontrándose con el comienzo del Meridiano de la Vejiga. Debajo del ojo desciende penetrando en la encía superior y curvándose alrededor de los labios, baja hacia la mandíbula inferior, gira hacia arriba pasando frente al oído, hasta el extremo de la frente. Otra rama desciende desde la mandíbula inferior, a lo largo de la garganta, penetra en el cuerpo y desciende a través del diafragma. Luego penetra en su órgano y comunica con el Bazo. Desde el extremo inferior del estómago baja por el abdomen para conectarse con un ramal superficial por la ingle. Otra rama más parte de la mandíbula inferior, permaneciendo en la superficie del cuerpo cruza cuello, clavícula, pecho y abdomen hasta la ingle, donde se une con el ramal interno que sale a la superficie. El Meridiano desciende por la parte anterior del muslo, bordeandoo el exterior de la rótula. En el E36, debajo de la rodilla, vuelve a dividirse. El ramal superficial baja por la pierna junto a la tibia, parte superior del pie, para finalizar en la cara lateral del segundo dedo del pie. El ramal profundo baja hasta el tercer dedo. Desde el empeine del pie un pequeño ramal comunica con el Meridiano del Bazo en el dedo gordo.

Ideograma Tierra


BIBLIOGRAFÍA

- ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA. LOS CINCO ELEMENTOS DE LA MEDICINA CHINA.- Harriet Beinfield y Efrem Korngold.- Ed. La liebre de marzo.

- MEDICINA CHINA. UNA TRAMA SIN TEJEDOR.- Ted J. Kaptchuk.- Ed. La liebre de marzo.

- EL LIBRO DEL SHIATSU.- Paul Lundberg.- Ed. INTEGRAL


<< ANTERIOR SIGUIENTE >>

Valora este artículo
(1 Voto)
Dragón Comentarios

¿Qué te ha parecido el artículo?

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba

En "El camino del dragón" utilizamos cookies para mejorar la navegación por el blog. Para más información sobre las cookies pulsar en el siguiente enlace Saber más.

Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. Aceptar