Viernes, 21 Abril 2017 09:40

Viaje al centro del Universo. Rumi (1207-1273)

Escrito por

Rumi

Yalāl ad-Dīn Muhammad Rūmī  fue un célebre poeta místico musulmán persa  y erudito religioso que nació en 1207 en Balj, en la actual Afganistan. Es conocido como Rumi, que significa "originario de la Anatolia romana". Ha tenido una significativa influencia en la literatura persa, urdú y turca. Sus poemas son diariamente leídos en los países de habla persa como Irán, Afganistán y Tayikistán y han sido ampliamente traducidos a diversos idiomas.

Derviches

Después de su muerte, sus seguidores fundaron la orden sufí Mevleví, mejor conocidos como los "Derviches Giróvagos", ya que realizan una meditación en movimiento llamada "sema" donde hombres, y actualmente mujeres, giran sobre sí mismos acompañados por flautas y tambores.

El tema general de su pensamiento, así como los de otros escritores sufíes, está esencialmente enfocada sobre el concepto de Tawheed (unidad) y, como años después San Juan de la Cruz, la unión con el Amado. La fuente primordial, de donde hemos sido cortados, del constante lamento por esta separación y su constante deseo de volver al "cañaveral" (la unidad). Su obra refleja, los diferentes estados y moradas que atraviesa en su viaje interior hacia la Realidad, y el Misterio indescriptible de la Unidad:

 

Escucha el ney (flauta de caña), y la historia que cuenta,
como canta acerca de la separación:
Desde que me cortaron del cañaveral,
mi lamento ha hecho llorar a hombres y mujeres.
Deseo hallar un corazón desgarrado por la separación,
para hablarle del dolor del anhelo.
Todo el que se ha alejado de su origen,
añora el instante de la unión.

[...]

Cuando la rosa se haya ido y el jardín esté marchito,
no podrás escuchar más la canción del ruiseñor.
El Amado lo es todo; el amante apenas un velo.
El Amado está viviendo; el amante es una cosa muerta.
Ama las voluntades de lo que traen estas palabras.

[...]

Le pregunté al ney:
¿de qué te lamentas?
¿cómo puedes gemir sin poseer lengua?
El ney respondió:
Me han separado del cañaveral
y ya no puedo vivir sin gemir y lamentarme


Puedes seguir diferentes tradiciones, diferentes enseñanzas, para llegar a la fuente primordial, al cañaveral. Puedes elegir diferentes tipos de embarcaciones para cruzar el río, pero una vez allí da igual la barca con la que hayas cruzado, pues en la Unidad ya no hay ego, ya no hay diferencias.

¿Qué puedo hacer, oh creyentes?, pues no me reconozco a mí mismo.
No soy cristiano, ni judío, ni mago, ni musulmán.
No soy del Este, ni del Oeste, ni de la tierra, ni del mar.
No soy de la mina de la Naturaleza, ni de los cielos giratorios.
No soy de la tierra, ni del agua, ni del aire, ni del fuego.
No soy del empíreo, ni del polvo, ni de la existencia, ni de la entidad.
No soy de India, ni de China, ni de Bulgaria, ni de Grecia.
No soy del reino de Irak, ni del país de Jurasán.
No soy de este mundo, ni del próximo, ni del Paraíso, ni del Infierno.
No soy de Adán, ni de Eva, ni del Edén, ni de Rizwán.
Mi lugar es el sin lugar, mi señal es la sin señal.
No tengo cuerpo ni alma, pues pertenezco al alma del Amado.
He desechado la dualidad, he visto que los dos mundos son uno;
Uno busco, Uno conozco, Uno veo, Uno llamo.
Estoy embriagado con la copa del Amor, los dos mundos han desaparecido de mi vida;
no tengo otra cosa que hacer más que el jolgorio y la jarana.

¿Qué diferencia puede haber en la Unidad? Cuando nada nos enfrenta solo puede haber silencio, ya no hay palabras, no hay nada de lo que hablar. Solo hay conceptos cuando hay división. El Gozo Supremo se halla en la no dualidad.



La música y la danza de los Derviches son un viaje al centro del universo, para alcanzar el éxtasis de la comunión con el Sol central. Un viaje interior hacia la unión con el Amado, hacia la no dualidad.

Según la ciencia el centro del universo se encuentra en cualquier lugar. El Big Bang no fue una explosión en el espacio, sino más bien la expansión del propio espacio. Si no había espacio tampoco puede haber un centro, ya que esto no ocurrió en un lugar determinado. Es decir, el universo se expande hacia fuera desde todos los lados por igual.

Edwin Hubble dijo que según sus mediciones, cuanto más lejos están las galaxias a más velocidad se alejan de nosotros. Eso nos sitúa en el centro del universo, y esto se repetiría si lo midiéramos desde cualquier otra parte del universo.

El centro del universo es el único que es inmóvil y a medida que nos vamos alejando del centro su velocidad va aumentando paulatinamente. La velocidad y el tiempo, pues todo lo que podemos ver a lo lejos ya ha pasado, lo que vemos es la luz que nos llega.

 

EsvásticaGalaxia

 

El movimiento del espacio tiene que ser en expansión pero girando, como el movimiento de la esvástica, esta no es una figura extraña para nosotros.

El centro del universo, el sol central, está en cada uno de nosotros, y eso es lo que buscan los derviches con su danza.



BIBLIOGRAFÍA

- https://es.wikipedia.org/wiki/Yalal_ad-Din_Muhammad_Rumi

- http://hermesan.es/blog/entry/rumi-poeta-mistico-maestro-sufi

- https://quantumtunnel.wordpress.com/2012/09/29/un-universo-sin-centro/


Artículos relacionados:

- La dualidad o Yin Yang y el regreso al Tao.

- Regreso a la unidad. San Juan de la Cruz.

- Esvástica: Arquetipo del Movimiento del Universo.


<< ANTERIOR  

Visto 343 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Autora

  • Monitora de Chi Kung para la salud.…

Buscar en el blog

Artículos

Suscribirse

Introduce tu dirección de correo para recibir los últimos artículos publicados:

 

Síguenos


Dragon comentarios bienvenida


En "El camino del dragón" utilizamos cookies para mejorar la navegación por el blog. Para más información sobre las cookies pulsar en el siguiente enlace Saber más.

Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. Aceptar